Compañeros/as que nos visitan

CONTACTOS

Euskadi FeSP UGT
Colon de Larreategui 46
48011 Bilbao, 7ª-8ª planta

Correo electrónico:

euskadi.fsp@gmail.com

Formulario de contacto.

Entrega del 1er Premio Nacional 'Aulas por la Convivencia'

Las mujeres han contribuido gratuitamente a mantener el Estado de Bienestar.

Reforma Ley Aborto 1 fsp
Reforma Ley Aborto 1 fsp.pdf
Documento Adobe Acrobat [238.3 KB]

 

Violencia de Género

Informe de la Unión Europea

Principales conclusiones y propuestas

 

 

La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) ha presentado  un exhaustivo estudio sobre la violencia de género, cuya extensión tanto en el ámbito privado como en el público considera "inaceptable".

Los resultados se basan en entrevistas cualitativas, de entre una y dos horas de duración, a 42.000 mujeres en los 28 países de la UE, lo que convierte este estudio en el mayor realizado jamás sobre violencia de género en el mundo.

 

Conclusiones principales de la encuesta:

1).- Una de cada tres europeas de entre 18 y 74 años de edad ha sufrido violencia física o sexual desde los 15 años, lo que equivale a 62 millones de mujeres, una cifra superior a la población de Italia.

2).- El 22 por ciento de las mujeres que han tenido una relación de pareja con un hombre ha experimentado violencia física o sexual por su parte. Existe una relación entre el elevado consumo de alcohol de la pareja masculina y el empleo de la violencia.

3).- El 5 por ciento de las europeas mayores de 15 años -una de cada 20- ha sido violada. Esta cifra equivale a nueve millones de mujeres, lo que supera al conjunto de la población de Austria o Suecia. En los casos en los que la pareja no era el agresor, una de cada diez violadas indican que más de un hombre estuvo implicado.

4).- Sólo una de cada tres mujeres que sufrieron agresiones físicas por parte de su pareja denunció el caso más grave a la policía o a otra organización. Cuando el agresor no era su pareja, sólo una de cada cuatro mujeres informó de ello. Una de cada cuatro mujeres que fueron víctimas de una agresión sexual no fue a la policía por vergüenza.

5).- El 43 por ciento de las mujeres ha sufrido alguna forma de violencia psicológica por parte de su actual pareja masculina o una anterior. Estas formas de violencia incluyen, por ejemplo, humillaciones públicas, prohibirle salir de la casa, forzarla a ver pornografía o amenazarla con actos violentos.

6).- El 55 por ciento de las mujeres mayores de 15 años ha sufrido alguna forma de acoso sexual, lo que equivale a 100 millones de mujeres. De las víctimas, el 32 por ciento aseguró que el autor fue un jefe, un colega del trabajo o un cliente.

7).- El 33 por ciento tiene experiencias infantiles de violencia física o sexual a manos de un adulto. El 12 por ciento relata que tuvo experiencias de violencia sexual en la infancia. Estas formas de abuso suelen implicar a un adulto mostrando sus genitales o tocando los genitales o los pechos de la menor. El 97 por ciento de los agresores fueron hombres.

8).- En los 12 meses anteriores a la encuesta -entre abril y septiembre de 2012, alrededor de 13 millones de europeas han experimentado alguna forma de violencia física. Esta cifra supone el 7 por ciento de la población femenina de entre 18 y 74 años.

9).- En los 12 meses anteriores a la encuesta, 3,7 millones de europeas han experimentado alguna forma de violencia sexual. Una cifra que corresponde al 2 por ciento de las mujeres de entre 18 y 74 años.

10).- El 18 por ciento de las mujeres asegura que ha sido acosada en su vida adulta. El 21 por ciento de quienes han padecido esta situación relatan que el acoso duró más de dos años. Las mujeres acosadas, por ejemplo, recibieron correos electrónicos, llamadas o mensajes telefónicos con amenazas, fueron seguidas por la calle o se publicaron sobre ellas comentarios ofensivos en internet de forma continuada.

Propuestas de la FRA para hacer frente a esta situación:

1).- Los Estados miembros de la UE deben considerar la violencia dentro de la pareja como un asunto público, y no privado. Por tanto, la ley en todos los socios comunitarios debe tratar la violación dentro del matrimonio como otro caso de violación, y debe responder a la violencia doméstica como un asunto de gran preocupación pública.

2).- Los países de la UE tienen que revisar el alcance actual de la respuesta al acoso sexual, reconociendo que pueden producirse en distintos ámbitos y pueden utilizarse diferentes medios, como Internet o los teléfonos móviles. Se debe de alentar a la Policía a que investigue el acoso cibernético.

3).- La policía, los profesionales de la salud, los empleadores y los especialistas en atención a las víctimas deben contar con la formación y los recursos adecuados para llegar hasta las afectadas. La policía y otros servicios de atención deben estar capacitados para reconocer y entender el impacto del abuso psicológico en las víctimas, con el fin de que se garantice actuar contra toda forma de violencia contra las mujeres.

4).- Las plataformas de Internet y las redes sociales deben ayudar activamente a las víctimas de "ciberacoso" a informar sobre el abuso y se debe alentar que limiten comportamientos inapropiados.

5).- Se requiere que los servicios de apoyo especializados para atender a las víctimas detecten y traten también algunos sentimientos negativos, que puede incluir una sensación de vergüenza y culpa.

6).- Las campañas sobre la respuestas a la violencia contra las mujeres deben dirigirse tanto a los hombres como a las mujeres. Los hombres deben participar positivamente en las iniciativas.

7).- La agencia europea insta a todos los países europeos a ratificar la "Convención europea para la prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica", un instrumento que pretende equiparar las legislaciones en esta materia de todo el continente.

El sindicato CFDT francés muestra su apoyo a las movilizaciones contra la reforma de la ley del aborto

UGT.- jueves, 6 de febrero de 2014

La Secretaria de Igualdad del sindicato CFDT francés, Marie-Andrée Seguin, ha enviado una carta a su homónima de UGT, Almudena Fontecha, mostrando su apoyo a las movilizaciones desarrolladas en nuestro país contra la reforma de la ley del aborto del Gobierno del PP.

Una reforma “retrógrada” que “supone un ataque directo a las mujeres españolas y sus derechos, adquiridos mediante una lucha histórica de este colectivo como un reconocimiento de la libertad de la mujer de disponer de su cuerpo”.

Por ello ha mostrado su solidaridad en la exigencia de la retirada de este anteproyecto de ley, que supone una regresión social sin precedentes, ya que no solo supondrá la pérdida de un derecho ya consolidado de la interrupción voluntaria del embarazo, sino que aumentará la inseguridad jurídica de los profesionales y afectará a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, lo que podría incluir el acceso a la anticoncepción.

Reforma de la ley del aborto: un paso atrás de 30 años en derechos conquistados 

La reforma de la actual Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros supone un retroceso de casi treinta años en los derechos de las mujeres.

Además, genera una gran inseguridad jurídica para las y los profesionales sanitarios, encargados de practicar las intervenciones de interrupción voluntaria de los embarazos, porque da un paso atrás en la regulación de la práctica de un derecho reconocido e implementado desde el año 2010, con supuestos mucho más restrictivos.

La reforma aprobada hoy va a suponer la vuelta al oscurantismo de la mayor parte de las interrupciones voluntarias de embarazo, una situación en la que se pone en riesgo la vida y la integridad de las mujeres al tiempo que se condena a la clandestinidad, la labor de los profesionales que hoy realizan legalmente estas intervenciones.

Desde UGT rechazamos la reforma de la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, por suponer una vuelta de tuerca más a los derechos de las mujeres en general y de las trabajadoras en particular.

Reforma de la Ley del aborto